Christian Jongeneel hace historia al completar la doble vuelta a la Isla de Manhattan

Pin It

El ultrafondista malagueño Christian Jongeneel, abanderado de Brazadas Solidarias, logró la pasada madrugada rodear a nado dos veces seguidas la isla de Manhattan, en Nueva York. El es cuarto nadador que lo consigue, y en su caso completa la Triple Corona de las aguas abiertas, que incluye también el cruce del Canal de La Mancha y el de Santa Catalina, frente a la costa de San Francisco, en el Pacífico. Jongeneel realizó este reto para recaudar fondos destinados al Programa nutricional para mujeres con VIH de la Fundación Vicente Ferrer.

Jongeneel invirtió 20 horas y 16 minutos en recorrer los aproximadamente 92 kilómetros de que consta la doble circunvalación de la Gran Manzana, un reto que le llevó al límite de sus capacidades como deportista. Comenzó a las siete de la mañana del sábado y terminó pasadas las tres de la noche. Las últimas ocho horas las nadó sin luz natural.

Inició su recorrido al sur de Manhattan -pensaba hacerlo a la altura de la sede de las naciones Unidas, pero tuvo que cambiarlo para intentar coordinar el comienzo con las previsiones de mareas- y nadó en sentido contrario a las agujas del reloj, remontando el East River y bajando el Hudson.

El nadador sólo utilizó grasa como protección contra el frío, pero la temperatura del agua rondaba los 16 grados y Jongeneel empezó a acusarlo al final de la primera vuelta. Los momentos más difíciles se produjeron a su paso por los puentes que unen el Bronx con Manhattan, donde las corrientes apenas le permitían avanzar y tuvo que agarrarse en algunas ocasiones a los pilares de los puentes. El último del East River se lo encontró caído por una avería mecánica y ahí perdió el acompañamiento del barco de apoyo. Tuvo que proseguir por el Hudson escoltado sólo por dos kayaks, hasta que otro barco se unió a ellos.

“Nos ha pasado de todo lo imaginable”, subrayó Jongeneel en conversación telefónica desde Nueva York una vez finalizada la prueba. “Me costó una barbaridad terminar porque cogí frío desde la primera vuelta explicó”. Aunque se define “más de naturaleza”, admite que disfrutó de las vistas del ‘skyline’ de Manhattan ya respira por su lado izquierdo mientras nada.

El reto que se planteó Jongeneel recauda fondos a través de la página web ‘migranodearena.com‘, que lleva cubierto mediante micromecenazgo cerca del 70% del objetivo establecido. El nadador, con el cuerpo dolorido después de su hazaña, se plantea próximos retos en aguas abiertas en sitios tan alejados como la India o Hawai.

Vía: Marca.