Cuatro nadadores solidarios se enfrentan al cruce del Estrecho para construir una escuela en la India

Pin It

Los deportistas, afincados en Sevilla, forman la avanzadilla de los tres grupos que este año realizarán la travesía para apoyar un proyecto de la Fundación Vicente Ferrer

Cuatro nadadores solidarios procedentes de Sevilla se enfrentan en la jornada de este martes, 16 de noviembre, a uno de los retos más anhelados del mundo, el cruce del Estrecho de Gibraltar, con el objetivo de recaudar fondos para la construcción de una escuela en la India de la mano de la Fundación Vicente Ferrer.

Este desafío está impulsado por la asociación Rumbo Solidario, cuya filosofía es contribuir, a través del deporte, a erradicar la pobreza en las zonas más desfavorecidas del mundo y a difundir la realidad de estos pueblos.

A lo largo de todo el año, los promotores del reto están recaudando fondos para finalizar la construcción de una escuela a través de la Fundación Vicente Ferrer en el pueblo de Konduru, situado en el área de Lepakshi, en la región de Madakasira, para los niños y niñas de esta población La educación es un punto clave para su crecimiento personal, su libertad, su independencia, y para sus posibilidades de vivir una vida digna.

Rumbo Solidario promovió su primer cruce del Estrecho a nado en 2013, cuando otros ocho nadadores completaron la travesía. En 2014, otros ocho superaron el reto, y este año, son 12 los nadadores vinculados a Rumbo Solidario que aguardan las condiciones óptimas para el cruce. Este martes se lanzará al agua el primer grupo, formado por Natasha Feith, Luis José Gil Arranz, Rafael Guerrero y Pedro José Moreno Pontes, todos afincados en Sevilla. Otros dos grupos esperan a que se den buenas condiciones meteorológicas y de la mar para enfrentarse al cruce.

Los deportistas intentarán unir dos continentes nadando de manera ininterrumpida desde Tarifa hasta las proximidades de Punta Cires: entre 10 y 12 millas náuticas (entre 18,5 y 22 kilómetros) condicionadas por la influencia de las fuertes corrientes que imperan en el Estrecho.

Rumbo Solidario es una asociación vinculada a la Fundación Vicente Ferrer (FVF), una ONGD (Organización No Gubernamental de Desarrollo) comprometida con el proceso de transformación de una de las zonas más pobres y necesitadas de la India, y de algunas de las comunidades más pobres y excluidas del planeta, los llamados dálits o intocables, los grupos tribales y las denominadas castas desfavorecidas.

Entre sus múltiples proyectos, la FVF trabaja en la creación de escuelas complementarias en aldeas para asegurar que los niños de estas comunidades puedan seguir los estudios establecidos en el programa escolar gubernamental, de forma que se facilite su integración social. Los nadadores del cruce del Estrecho 2014 han recaudado fondos durante este año para apoyar la construcción de una de estas escuelas.