Pablo Cordero y Zaira Cayuela, los más rápidos en el cruce de los acantilados de Rincón de la Victoria

Pin It

Crónica: Eugenio Cabezas (Diario SUR)

Casi 4.000 metros de natación en tres distancias, que han completado cerca de 400 nadadores. Un enorme esfuerzo físico y mental que bien ha valido la pena por su finalidad solidaria, a favor de la Fundación Vicente Ferrer, que trabaja en proyectos de desarrollo en la India. La sexta edición de la Travesía a Nado de los Acantilados del Cantal ha vuelto a ser este domingo todo un éxito de natación y solidaridad, pues ha permitido recaudar unos 5.000 euros para proyectos solidarios en el país asiático de ayuda a mujeres con VIH/sida.

La prueba deportiva ha contado con tres distancias: 2.500 metros, 1.000 metros y 300 metros (para menores). La primera competición ha arrancado a las 12.15 horas desde la playa de La Cala del Moral y los nadadores han tenido que llegar hasta la de Rincón de la Victoria. El vencedor absoluto ha sido Pablo Cordero, con un tiempo de 28 minutos y 21 segundos, seguido de Ángel de Oña (28.33), y de Miguel Higueras (28.53). En féminas, la vencedora ha sido Zaira Cayuela, con un registro de 31.35, seguida de Yolanda Delgado (33.36) y de Ana Mancera (34.25).

En la de 1.000 metros, el podio masculino lo han conformado David Castillo (11 minutos y 25 segundos), Bonifacio Azuaga (11.43) y Manuel Cantos (11.57). En féminas, las tres primeras han sido María Perat (12 minutos y 40 segundos), Natalia Martín (12.45) e Imara Cayuela (15.53). El nadador malagueño Christian Joongeneel, impulsor del proyecto Brazadas Solidarias, ha querido tener un recuerdo muy especial para los cuatro compañeros de la Fundación fallecidos el pasado fin de semana en un accidente de tráfico en el país asiático. Por este motivo, se ha guardado un minuto de silencio al inicio de cada una de las modalidades.

Joongeneel ha destacado el “varapalo tremendo” que ha supuesto el accidente para todos los que trabajan y colaboran con la Fundación Vicente Ferrer en India. “Los familiares me pidieron que guardásemos un minuto de silencio con pensamientos positivos en su recuerdo. Ha sido muy emotivo, oyendo las olas del mar”, ha asegurado el nadador, especialista en cubrir largas distancias, con retos internacionales como dar dos vueltas a la isla de Manhattan, que logró el pasado septiembre. “La Fundación Vicente Ferrer trabaja para garantizar que las mujeres y sus hijos puedan vivir una vida digna. Es un trabajo muy duro pero poquito a poco se están consiguiendo cosas”, ha apuntado.

 

CLASIFICACIONES

FOTOGRAFÍAS